La gente de Maluhia, conoce el secreto para ser feliz, tener mejor salud y vivir en paz. Miles de turistas visitan esta ciudad costera porque quieren saber cómo poder vivir de esa manera también. ¡Los guías turísticos de la ciudad feliz son los niños! Ellos viven y aplican los principios y las prácticas del Ho’oponopono, un arte ancestral hawaiano.

En dos docenas y dos encantadoras historias, se encuentran mensajes que brillan y despiertan la conciencia de los lectores tanto jóvenes como adultos. Crean la visión de cómo el mundo verdaderamente puede ser un lugar mucho más feliz y tranquilo para vivir.

Transmiten lo importante que es apoyar positivamente a nuestros niños en su imaginación y creencias, y dejar que crean en ellos mismos, para que puedan así crear un mundo mejor para todos. Basadas en experiencias reales que fueron compartidas por el Gran Maestro de Ho’oponopono el Dr. Ihaleakalá Hew Len a Mabel Katz; la internacionalmente reconocida conferencista, líder de seminarios, y embajadora mundial de Paz, así como por acontecimientos reales que han experimentado tanto Mabel como sus alumnos, los secretos- no tan secretos- de Maluhia serán revelados.

Dentro del libro existen temas sobre autoestima, gratitud y perdón, los cuales son la base de la acción. Maluhia es un hermoso lugar que tanto niños como adultos querrán visitar una y otra vez para recordarse a sí mismos de ser felices. Si visitas Maluhia lo suficiente, podrías llegar a encontrarte viviendo en tu propio paraíso.


Testimonios

Gracias Dios, por poner en mis manos el libro Maluhia, me encantó. Me siento profundamente agradecida de haber encontrado "El camino más fácil" para estar conectada contigo, y que soluciones mis problemas. Gracias Mabel, por el libro, es una forma preciosa de seguir aprendiendo más, sobre Ho’oponopono. Le pido a Dios que nos guíe a mí, y a todos, para que podamos vivir en la tierra de la misma manera que en Maluhia. -Beatriz, España

¡Aloha mis corazones! Esto más que una historia, es un milagro. Como de costumbre, antes de ir a dormir, estaba leyéndole a mis hijos un capítulo del hermoso libro Maluhia. ¡A mis hijos les encanta! cuando lo leemos, siempre hacen interrupciones para hacer sus observaciones y contarme sus experiencias similares. Llegó un momento en que ya me estaba impacientando de lo tanto que me interrumpían y ya quería que mi pequeño de tres años vaya a la cama. En un momento, mi hijo agarra una botella de agua y bebe un poco, la destapa y la derrama en la alfombra y en su pijama. Me enojé mucho y le dije en tono severo que se fuera a cambiar de ropa. Se fue llorando. Mi nena, Victoria de 7 años, estaba supuestamente viendo un catálogo de juguetes todo el tiempo a mis espaldas y sin dejar de hacerlo me dice: Mami, si tú te molestas con Rodrigo y le haces sentir mal en su corazón por algo que no ha hecho con intención, no estás haciendo Ho'oponopono, y si no estás haciendo Ho'oponopono no puedes leer Maluhia. Me sentí mal, trataba de calmarme queriendo continuar con la lectura pero no podía, miraba el libro y leía las líneas pero no podía pronunciar palabra, empecé a respirar y con cada respiro sentía que el libro hacía algo conmigo, me limpiaba, hasta que note que podía volver a leer. Curiosamente, después de que Victoria describió lo que me pasaba, nadie hizo ni dijo nada, estaban todos quietos y mi chiquitín dejo de llorar. Cuando llegó Rodrigo nos abrazamos y disculpamos. Fue sorprendente ver como mis hijos han captado el Ho'oponopono sin que yo les explique nada. Después de leer siempre decimos La Paz del Yo y noto que se llevan esa Paz a su mundo de sueños. Gracias Dios por tremendos maestros que me mandaste. ¡Gracias! La Paz del Yo. -Romy, Austria

¡Descubre el secreto para ser feliz!

Si visitas Maluhia lo suficiente, podrías llegar a encontrarte viviendo en tu propio paraíso.

Ahora puedes disfrutar de dos capítulos del libro GRATIS.

Haz click en el botón de abajo y sigue las instrucciones.
OBTÉN EL LIBRO POR SOLO USD 17.95
CÓMPRALO AHORA


Términos & Condiciones | Políticas de Privacidad
¿Tienes preguntas? Escríbenos a help@mabelkatz.com